Reflexión del Dia: 16 de Diciembre



LLEGAMOS AL CONVENCIMIENTO DE QUE UN PODER SUPERIOR PODÍA DEVOLVERNOS EL SANO JUICIO. (Segundo Paso de CoDA).
¡Llegamos a Creer!
No empezamos creyendo que un Poder superior a nosotros nos puede devolver el sano juicio. Trabajamos hacia ello. Crecemos dentro de nuestra creencia. Llegamos a creer.
Muchos de nosotros encontramos que llegamos a creer al ver a otros con problemas similares volver a su sano juicio como resultado de trabajar estos Pasos. Para nosotros, ver es creer.
Y asistir a juntas es como llegamos a creer. «Aprendí a soltar viendo a otros que manejaban el mismo tipo de problemas y notando que se veían bien. Hacían algo para llevarlo mejor. Saqué fortaleza de la suya,» dijo Stanley, el arquitecto cuya vida fue controlada por su hijo adicto durante dieciséis años.
Yo no sabía que había otra forma de reaccionar, de vivir la vida, o de sentir hasta que comencé a escuchar a otros que estaban recuperándose de la codependencia. Vi a otros con circunstancias similares comportarse en forma cuerda, parecer felices y sanos. Al verlo, pude creerlo. Al principio, sólo podía creer que había funcionado para ellos. Lentamente, llegué a creer que el trabajo de la recuperación podría funcionar para mí. Lo creí porque vi a otros; + luego creí porque comencé a ver pequeños cambios en mí misma.
Ver a los otros cambiar, ver cómo funcionan los Pasos en sus vidas, ver que la gobernabilidad, la paz y la alegría han vuelto a sus vidas, es la forma en que llegamos a creer que es posible para nosotros. A veces, escuchar las historias de cómo otros han sido profundamente transformados nos ayuda. A veces, escuchar pequeñas palabras de sabiduría, los ejemplos cotidianos de cómo otros aprenden a cuidarse y a vivir una vida diferente, puede ser igual de importante.

Recibimos el mensaje en muchas formas.
A muchos no nos cuesta trabajo este Paso una vez que comenzamos a asistir a juntas. Es difícil no llegar a creer si escuchamos y observamos.
Para mí fue transformador que las personas realmente podían actuar en formas diferentes a las mías. Pensaba que tenía que controlar. Sentía atrapada en mi depresión. Este Paso fue un paso para salir de la oscuridad y de mi codependencia. Fue el Paso que di hacia la curación y hacia aprender que tenía alternativas.
Quizá lo que más nos ofrece este Paso es que, sin importar qué queremos y necesitamos que se haga en nuestra vida, no lo tenemos que hacer solos. No tenemos que usar nuestra fuerza de voluntad para cambiarnos a nosotros mismos. Por primera vez, no tenemos que esforzarnos tanto.
Podemos confiar en un Poder Superior.

(Melody Beattie de su Guía de los Doce Pasos).

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: