Meditación 19 de Agosto… Claves de la mañana

Melody Beattie, en su Libro El Lenguaje del Adiós enfatiza sobre la necesidad de Confiar en lo que la vida nos tiene reservado cada día y cómo debemos obedecer los regalos que nos ofrece para pasar un día armonioso. No tenemos que temer, ese Ser Superior está enviándonos lo que necesitamos. El es nuestro proveedor. ¡Aceptemoslo!

Si deseas conocer mas sobre esta Autora/Consejera y particularmente con referencia a este Libro visita la Web de Amazon y adquierelo aquí.

Medita sobre esto:

Hay un mensaje importante para nosotros a primera hora todos los días.
A menudo, una vez que empezamos con el día, es posible que no escuchemos tanto a nosotros mismos y a la vida como lo hacemos en aquellos momentos en que despertamos por primera vez.
Un momento ideal para escucharnos a nosotros mismos es cuando estamos en silencio, nuestras defensas están bajas, y somos abiertos y más vulnerables.
¿Cuál es el primer sentimiento que nos invade, la sensación de que tal vez estamos tratando de evitar durante el día a día? ¿Estamos enojados, frustrados, heridos o confundidos? En eso debemos centrarnos y trabajar. Ese es el problema que debemos abordar.
Cuando despiertas, ¿cuál es la primera idea o pensamiento que entra en tu mente? ¿Necesita terminar un proyecto a tiempo? ¿Necesitas un día divertido? Un día de descanso?
¿Te sientes enfermo y necesitas cuidarte? ¿Estás en un estado de ánimo negativo? ¿Tienes un problema que resolver con alguien?
¿Necesitas decirle algo a alguien? ¿Algo te esta molestando? ¿Hay algo que se siente particularmente bien?
¿Se le ocurrió una idea, algo que podría obtener o hacer que se sentiría bien?

Cuando despiertas, ¿cuál es el primer problema que se presenta? No tienes que tener miedo. No tienes que apresurarte. Puedes quedarte quieto y escuchar, y luego aceptar el mensaje.
Podemos definir algunas de nuestras metas de recuperación para el día escuchando el mensaje de la mañana.

«Dios, ayúdame a dejar de lado mi necesidad de resistir el flujo armónico de la vida. Ayúdame a aprender a seguir la corriente y a aceptar la ayuda y el apoyo que me tienes que ofrecer».

Reflexión: Dios nos provee de lo que realmente necesitamos cada día. Si aceptamos con obediencia lo que nos da estaremos en el camino de la serenidad, paz, sosiego y alcanzaremos la plenitud de nuestra vida. Estamos acostumbrados a intervenir forzando las cosas, debemos quedarnos quietos y aceptar lo que se nos brinda. Descansar en la seguridad que un Ser Superior a nosotros está Obrando y reparandonos internamente. Es reconfortante pensar eso. (Alpha).

¿Tienes la convicción que el ser humano no puede controlar a nada ni a nadie? ¿Descansas en la fe que alguien muy superior a ti te guía por el mejor sendero? ¿Has logrado alcanzar ese nivel de convicción que todo se te da según tus reales necesidades? Comenta aquí.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: