Meditación 19 de Enero… Expectativas de los demás

Melody Beattie, en su Libro El Lenguaje del Adiós reafira que la persona codependiente debe plantearse metas alcanzables en la dinámica de relacionarse socialmente.

Si deseas conocer mas sobre esta autora/Consejera y particularmente con referencia a este Libro visita la Web de Amazon y adquierelo por esa vía.

Medita sobre esto:

Nuestro trabajo es identificar nuestras necesidades y luego determinar una forma equilibrada de satisfacer esas necesidades. En última instancia, esperamos que nuestro Poder Superior y el Universo, no una persona en particular, sean nuestra fuente.
No es razonable esperar que alguien pueda o esté dispuesto a satisfacer todas nuestras solicitudes. Somos responsables de pedir lo que queremos y necesitamos. Es responsabilidad de la otra persona elegir libremente si responder o no a nuestra solicitud. Si intentamos coaccionar o forzar a otro a estar allí para nosotros, eso es controlar.
Hay una diferencia entre pedir y exigir. Queremos el amor que se da libremente.
Es irrazonable y poco saludable esperar que una persona sea la fuente para satisfacer todas nuestras necesidades. En última instancia, nos enfadaremos y resentiremos, tal vez incluso castigando, hacia esa persona por no apoyarnos como esperábamos.
Es razonable tener ciertas expectativas bien definidas de nuestro cónyuge, hijos y amigos.

Si una persona no puede o no estará allí para nosotros, entonces debemos asumir la responsabilidad por nosotros mismos en esa relación. Es posible que tengamos que establecer un límite, alterar nuestras expectativas o cambiar los límites de la relación para adaptarse a la poca o nula disponibilidad de esa persona. Hacemos esto por nosotros mismos.
Es razonable esparcir nuestros deseos y necesidades y ser realistas acerca de cuánto pedimos o esperamos de una persona en particular. Podemos confiar en nosotros mismos para saber qué es razonable.
El tema de las expectativas se remonta a saber que somos responsables de identificar nuestras necesidades, creyendo que merecen ser satisfechas, y descubrir una forma adecuada y satisfactoria de hacerlo en nuestra vida.

«Hoy, me esforzaré por tener expectativas razonables sobre la satisfacción de mis necesidades en las relaciones».

Mi Reflexión: Lograr vínculos sanos es una tarea difícil para cualquier persona. En el caso del codependiente, quien tarta de dar mas atención que recibirla, esta tarea se convierte en un verdadero «dolor de cabeza». En la medida que razonablemente creamos expectativas claras y alcanzables para mantener relaciones saludables, en esa misma medida las expectativas y la realidad se acercan y podemos dejar claro que estamos responsablemente cuidando de nosotros mismos. (Alpha).

¿Como manejas tus relaciones? ¿Desde la óptica de dar siempre o de dar y recibir atención? Comenta acá tus vivencias al respecto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: