Meditación 28 de Mayo … Deja ir las dudas acerca de ti mismo

Melody Beattie, en su Libro El Lenguaje del Adiós ratifica que el codependiente desconfía de sus fortalezas personales, resaltando las debilidades. No es necesario que los cambios sean de un dia para otro. LLeva su tiempo, pero si no se inicia no llegaremos a recuperarnos.

Si deseas conocer mas sobre esta autora/Consejera y particularmente con referencia a este Libro visita la Web de Amazon y adquierelo por esa vía.

Medita sobre esto:

Una mujer casada que recientemente se unió a Al – Anón me llamó una tarde. Trabajaba medio tiempo como enfermera, había asumido todas las responsabilidades de la crianza de sus dos hijos y hacía todos los quehaceres domésticos, incluyendo reparaciones y finanzas. «Quiero separarme de mi marido», sollozó.» Ya no lo soporto más a él ni a su abuso. Pero dime, por favor dime», me dijo, ¿crees que puedo cuidarme sola?». (Ya No Seas Codependiente).
No solo esta bien que cuidemos de nosotros mismos, sino que podemos cuidarnos muy bien.
Muchos de nosotros confiamos en nuestra capacidad para cuidar de los demás, pero dudamos de nuestra fuerza inherente para cuidar de nosotros mismos. Hemos llegado a creer, a partir de nuestras circunstancias pasadas o presentes, que necesitamos cuidar a los demás y necesitamos que los demás nos cuiden. Esa es la más acabada creencia codependiente.
No importa dónde nació esta creencia autoderrotista, podemos liberarnos de ella y remplazarla por otra mejor, otra más sana, más adecuada. Podemos cuidar de nosotros mismos, estemos dentro de una relación o no. Se nos proveerá de todo lo que necesitemos. Tendremos seres queridos, amigos y a nuestro Poder Superior para ayudarnos.
Saber que podemos cuidarnos solos no significa que a veces no tengamos sentimientos de miedo, incomodidad, duda, ira y fragilidad. Significa que debemos practicar la «valiente vulnerabilidad», como la llamo Colette Dowling en El complejo de Cenicienta. Podremos sentirnos asustados, pero lo hacemos de todas maneras.

«Hoy, Dios mío, ayúdame a saber que me puedo cuidar solo».

Mi Reflexión: Basta de menospreciarse, de no creer en nuestras fortalezas para dejar ir lo negativo y enfermizo. Hay maneras de abordar este problema psicoafectivo que es la codependencia. Podemos cuidarnos y sentirnos bien con nosotros. No es imposible, solo falta dar ese empuje inicial y buscar ayuda de grupos de CoDA para afianzar las convicciones que tenemos del cambio necesario. (Alpha).

Sientes que debes asumir cambios importantes en tu vida? Estas en Terapia de CoDA? Comparte aquí.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: