Renuncio al enfado como forma de vida

533726_426435820703577_1749070690_n

El enfado es un mecanismo de defensa. Si estás a la defensiva es porque tienes miedo.
El enfado es algo normal y natural. Generalmente nos enfadamos una y otra vez por las mismas cosas, y sentimos que no tenemos derecho a expresarlo, de modo que nos lo tragamos. Entonces el enojo tiende a instalarse en una parte concreta de nuestro cuerpo, y se manifiesta como enfermedad.
Durante años y años seguimos amontonando nuestro fastidio en ese mismo lugar. Para sanar, deja salir tus verdaderos sentimientos. Si no puedes expresárselos directamente a la persona que los provoca, mírate al espejo y habla con esa persona. Díselo todo: «Estoy fastidiado contigo»; «Tengo miedo»; «Estoy alterada»; «Me has hecho daño». Y sigue; sigue hasta que te hayas liberado de todo el enojo. Entonces haz una inspiración profunda, mírate en el espejo y pregunta: «¿Cuál es la pauta que provocó esto? ¿Qué puedo hacer para cambiar?»
Si logras cambiar el sistema de creencias que desde adentro te crea ese comportamiento, no necesitarás seguir repitiéndolo.
(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

942631_409225222508052_2142531414_n

También te podría gustar...

Sin respuestas

  1. Alejandra garcia lopez dice:

    Me gusto y lo voy aplicar en mi vida diaria gracias

  2. Gabriela Pagella dice:

    mane : te mando esto de las mujeres codependientes tambien podes entrar al blog a traves de la url que aparece , quiza le pueda servir a alguien, estoy viendo de a poco el video de la ecoaldea bss
    *Gabriela Pagella* * * *CABAÑA VULCANO* *SAN PEDRO DE ATACAMA* *CONTACTO 53636630
    *

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: