Reflexión del Dia: 1 de Noviembre

Melody Beattie, en su Libro «Ya no seas Codependiente» recalca la necesidad que tiene el codependiente de recibir y dar afecto de manera genuina. Su pasado traumatico le genero una baja autoestima y se niega a disfrutar de esa realidad.

Si deseas conocer mas sobre esta Autora/Consejera y particularmente con referencia a este Libro visita la Web de Amazon y adquierelo por esta vía.

Reflexiona sobre esto:

Podemos haber tenido una madre o un padre que nos decía “te amo”, y que luego nos abandonó o nos descuidó, dejándonos con ideas confusas acerca del amor. Y por tanto, ese patrón de conducta lo sentimos como amor, el único amor que conocimos.
Algunos de nosotros hemos estado al cuidado de personas que nos proveían en nuestras necesidades y decían amarnos, pero simultáneamente abusaban de nosotros o nos maltrataban. Esa, entonces, se convierte en nuestra idea del amor.
Algunos de nosotros podemos haber vivido en ambientes emocionales estériles, donde la gente decía amarnos, pero no demostraba sus sentimientos ni su solicitud. Esa puede haberse convertido en nuestra idea del amor.
Podemos aprender a amar a los demás o a nosotros mismos de la manera como hemos sido amados, o podemos dejar que otros nos amen de la manera como hemos sido amados, nos sintamos bien con ello o no. Ya es tiempo de dejar que se satisfagan nuestras necesidades de maneras que realmente funcionen. El amor enfermizo podrá satisfacer algunas necesidades superficiales, pero no nuestra necesidad de ser amados.
Podemos llegar a esperar congruencia en la conducta de los demás.
Podemos disminuir el impacto de las puras palabras e insistir en que estén de acuerdo las acciones con las palabras.
Podemos encontrar valor, cuando sea apropiado, para confrontar las discrepancias entre palabras y acciones, no para avergonzar, para culpar o para encontrar culpables, sino para ayudarnos a permanecer en contacto con la realidad y con nuestras necesidades.
Podemos dar y recibir amor cuando la conducta está de acuerdo con las palabras de uno. Merecemos recibir y dar lo mejor que el amor puede ofrecer.

Mi Reflexión: El codependientes tiene el derecho de amar y ser amado sinceramente, en un ambiente sano. Venimos de familias disfuncionales, eso nos acostumbro a negarnos el dar y recibir cariño. Cuando iniciamos y transitamos la recuperacion, ese panorama se va aclarando y nuestras creencias negativas cambian gradualmente hasta llegar a mejorar nuestra autoestima y aceptar que es posible ser tratado con respeto y afecto. (Alpha).

¿Fuiste creado en una familia con problemas emocionales? ¿Como has manejado esta situación? Comparte acá tus experiencias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: